Lemon / 0 Comentarios / 432 Visualizaciones

Calderas y sistemas de calefacción: la guía definitiva (II)

Dic 20 / 2016 9:00AM
calefacción Grupo ECO

En la primera parte de este artículo conocimos los diferentes tipos de calderas existentes en el mercado y qué son las calderas exactamente. Si no lo has podido ver, haz click aquí para verlo. En esta ocasión, nos centraremos en los sistemas centralizados de calefacción.

Un sistema centralizado de calefacción consiste en un sistema de calefacción que sirve a un conjunto de viviendas dentro de un mismo edificio. Seguramente en más de una ocasión hayas tenido que tener encendida la calefacción sin ser necesaria por el simple hecho de tener un vecino de sangre fría. Cuando nos referimos a descentralizar la calefacción estamos hablando de “dar libertad” a cada usuario de la comunidad a utilizar su calefacción como estime oportuno sin tener que depender de los demás usuarios de su comunidad, además de conocer de primera mano su consumo de una manera más exacta. Con ello se reducirán consumos y por lo tanto se producirán ahorros en la factura.

Los sistemas de calefacción se pueden clasificar en función de la distribución, así pues hablamos de sistemas en anillo o sistemas en columna en función de cómo se enlacen los elementos emisores (radiadores) con la caldera central.

¿Cuál es la diferencia entre sistemas de calefacción con distribución en anillo y con distribución en columna?

Los sistemas de calefacción central con distribución en anillo son los más usuales. En ellos cada vivienda tiene su circuito de calefacción independiente que conecta a todos los radiadores, y a su vez está conectado con la red de distribución general del edificio.

En los sistemas de calefacción central con distribución en columna, la instalación consiste en conectar los radiadores de las mismas ubicaciones de los distintos pisos (de arriba a abajo) sin conexión entre los radiadores de cada vivienda. Suele ser habitual en edificios de viviendas con instalaciones de calefacción anteriores a 1981.

¿Cómo repartimos los costes de calefacción en una comunidad de vecinos con sistema centralizado?

Actualmente, la factura del sistema de calefacción se distribuye entre los diferentes usuarios de manera igualitaria, sin tener en cuenta el consumo de cada vivienda y por lo tanto pagando el mismo consumo de energía todos los vecinos, independientemente de haber consumido más o menos energía.

Según la Directiva Europea de Eficiencia Energética 27/2012/UE, a partir del 1 de Enero de 2017, se obligaba a instalar un sistema de obtención de datos de consumos de calefacción a excepción de los edificios localizados en zonas α, A y B donde su instalación no era obligatoria. Debido a la situación política actual de nuestro país, finalmente esta obligación no se llevará a cabo hasta nuevo comunicado. En España, se calcula que más de 1,7 millones de hogares con calefacción centralizada estarán obligados a llevar este tipo de actuación una vez se estabilice nuestra situación política. Con esta medida los usuarios de cada vivienda pagarán lo que realmente consumen en calefacción y no mediante otros métodos de repartos menos precisos.

A la hora de medir el coste que realmente le corresponde a cada vivienda en un edificio de viviendas, se puede llevar a cabo mediante dos sistemas de obtención de datos de consumos: contadores de energía térmica y repartidores de costes. La utilización de uno u otro dependerá del sistema de distribución de calefacción instalado en el bloque de viviendas explicado anteriormente.

Contadores de energía térmica

Los contadores de energía térmica miden realmente la energía que consume el sistema de calefacción de cada vivienda. Se instalan en edificios donde tienen un sistema de calefacción central con distribución en anillo.

Estos contadores miden 3 parámetros:

  • Caudal de agua en el retorno.
  • Temperaturas de entrada y retorno.
  • Consumo de calefacción de la vivienda en kWh.

Repartidores de costes

Los repartidores de costes son colocados en cada uno de los radiadores de la vivienda y se encarga de estimar la energía que emite el propio radiador. Este tipo de sistema de obtención de datos de consumo se instala en edificios donde su sistema de calefacción tiene una distribución en columna. Estos dispositivos se caracterizan por:

  • Pequeños y agradables estéticamente.
  • Fácil instalación. Sin necesidad de cables. Programación individual, radiador por radiador.
  • Más baratos que los contadores eléctricos. Opción de contrato de alquiler con las empresas de estos servicios.

Los repartidores de costes basan su funcionamiento en la medición de dos temperaturas: la de superficie del radiador y la ambiente de la estancia donde se encuentra localizado el radiador.

¿Cómo se reparte el coste de la calefacción si optamos por repartidores de costes?

Los costes que un usuario de una vivienda tiene que hacer frente se dividen en costes fijos y costes variables.

Por un lado, los costes fijos, que suponen entre un 30% y un 40% del coste total en calefacción, se reparten, según lo establecido por la Comunidad de Propietarios. En el cálculo de estos, se suelen considerar las pérdidas de energía y todas aquellas inversiones que haya que realizar durante el ejercicio, como mantenimiento, consumo eléctrico, limpieza de calderas, etc.

Por otro lado, los costes variables, que suponen el resto del coste total en calefacción (entre 70% y 60%). Se repartirán proporcionalmente según los consumos individuales estimados por los repartidores. Se calculan a partir de la lectura obtenida de cada radiador, teniendo en cuenta varias características de los mismos, distribuyéndose el gasto en combustible con los porcentajes que correspondan.

¿Cada cuánto tiempo es necesario realizar las inspecciones de mantenimiento de calderas?

Las calderas en función de la potencia nominal y del tipo de combustible que utilicen deberán pasar unas inspecciones de mantenimiento durante su vida útil. El Reglamento de Instalaciones Térmicas (RITE), establece la periodicidad de estas revisiones.

Deja un comentario

Suscríbete para las recibir las novedades del blog.